Follow by Email

martes, 22 de julio de 2008

**¡VIVIR! LOUISE.L. HAY‏**






Louise L. Hay¡VIVIR!Reflexiones sobre nuestro viaje por la vidaEDICIONES URANOArgentina - Chile - Colombia - España México – Venezuela Dedico con cariño este libro a mis lectores y oyen­tes, que me han acompañado durante tantos años, y a todos vosotros que aún no me conocéis.


Que este libro contribuya al enriquecimiento de vuestra vida. Espero que me acompañéis y aprendáis a hacer del resto de vuestro tiempo en este hermoso planeta Tierra los mejores y más gratificantes años de vuestra vida.
Tú puedes contribuir a sanar nuestra sociedad PrólogoDecidí escribir este libro, a modo de continuación de Usted puede sanar su vida y El poder está dentro de ti, debido a que muchas personas continúan haciéndome preguntas, por carta y en mis conferencias, sobre temas básicos respecto al sentido de la existencia, y sobre cómo convertirnos en las mejores personas que podemos ser a pesar de nuestras ex­periencias pasadas y de lo que pueden o no «habernos hecho», y también a la luz de nuestras expectativas acerca de cómo va a ser el resto de nuestra vida. Son personas que trabajan con conceptos metafísicos y que están transfor­mando su vida al cambiar sus pensamientos.


Están dejan­do marchar viejos comportamientos y creencias, y también aprenden a amarse más a sí mismas.Dado que el título del libro es /Vivir/, lo he dispuesto de una forma cronológica informal para destacar parte de la progresión por la que pasarnos en la vida, es decir, comienzo con algunos de los problemas con que nos enfrentamos de pequeños y jóvenes (relaciones, trabajo, etc.) y prosigo con las preocupaciones e intereses que tenemos cuando nos hacemos mayores.


Ahora bien, en caso de que no te resulten familiares mi filosofía ni las palabras que suelo emplear cuando explico estos conceptos, permíteme que te dé cierta información.En primer lugar, suelo usar palabras y expresiones como Universo, Inteligencia Infinita, Poder Superior, Mente In­finita, Espíritu, Dios, Poder Universal, Sabiduría Interior, etc., para referirme a ese Poder que ha creado el Universo y que también reside dentro de cada uno de nosotros.


Si te mo­lesta el uso de cualquiera de estas palabras o expresiones, simplemente sustituyela en tu mente por alguna otra que sí te vaya bien. Al fin y al cabo, no es la palabra en sí lo que importa, sino el significado que hay detrás.También vas a advertir que escribo ciertas palabras de modo diferente a como lo hacen otras personas. Por ejem­plo, a la enfermedad muchas veces la llamo mal-estar, por­que es lo que en el fondo significa y para indicar que algo no está en armonía con nosotros o nuestro entorno. Del mismo modo, siempre escribo la palabra sida en minúscu­las.


Creo que eso disminuye su poder.En cuanto a mi filosofía general, pienso que es impor­tante que repase algunos de los conceptos según los cuales vivo, aunque tal vez me hayas oído hablar de ellos antes, o quizá mi trabajo sea una novedad para ti.Es muy simple: creo que lo que damos lo recibimos de vuelta; todos contribuimos a crear los acontecimientos que tienen lugar en nuestra vida, tanto los buenos como aque-líos que llamamos malos, y somos responsables de ellos.


No­sotros creamos nuestras experiencias con las palabras que decimos y los pensamientos que tenemos. Cuando nos crea­mos paz y armonía mental y tenemos pensamientos positi­vos, nos atraemos experiencias positivas y a personas que piensan lo mismo que nosotros. A la inversa, cuando nos quedamos «atascados» en una mentalidad de víctima, acu­sadora, nuestra vida se vuelve frustrante e improductiva, y también nos atraemos a personas que piensan de esa misma manera. En esencia, lo que quiero decir es que lo que cree­mos de nosotros mismos y de la vida se convierte en reali­dad.Otros puntos básicos de mi filosofía se pueden resumir de la siguiente manera:• Sólo es un pensamiento, y los pensamientos se pueden cam­biar.
Creo que todo lo que ocurre en nuestra vida co­mienza con un pensamiento. Sea cual sea el problema, nuestras experiencias sólo son efectos exteriores de nuestros pensamientos más íntimos. Incluso odiarse a uno mismo es solamente odiar un pensamiento que se tiene de uno mismo. Por ejemplo, si tienes un pensa­miento que dice «Soy una mala persona», esto te pro­ducirá un sentimiento de odio hacia ti, y te lo creerás. Si no tuvieras el pensamiento, no tendrías el sentimien­to. Los pensamientos se pueden cambiar.
Elige cons­cientemente un nuevo pensamiento, por ejemplo: «Soy una persona maravillosa». Cambia el pensamiento y cambiará también el sentimiento. Todos los pensamien­tos que tenemos crean nuestro futuro.• El poder está siempre en el momento presente. Este mo­mento es lo único que tenemos. Lo que elegimos pen­sar, creer y decir ahora forma las experiencias de maña­na, la próxima semana, el mes que viene, el próximo año, etc.
Cuando nos centramos en nuestros pensa­mientos y creencias de ahora mismo, en el momento presente, eligiéndolos con todo el cuidado con que ele­giríamos un regalo para un amigo especial, entonces te­nemos el poder de escoger el curso que damos a nues­tra vida.
Si estamos centrados en el pasado, carecemos de la energía necesaria para el momento presente. Si vi­vimos en el futuro, vivimos en una fantasía. El único momento real es ahora mismo. En este momento es donde comienza nuestro proceso de cambio.
Hemos de dejar marchar el pasado y perdonar a todo el mundo. Somos nosotros los que sufrimos cuando nos aferramos a agravios pasados. Hacemos que situaciones y personas del pasado tengan poder sobre nosotros, y esas mismas situaciones y personas nos mantienen mentalmente esclavizados. Continúan controlándonos cuando nos quedamos atascados al no querer perdonar. Por eso es tan importante trabajar en el perdón.
Perdo­nar, liberar a aquellos que nos hicieron daño, es liberar­nos de nuestra identidad de persona herida. Nos per­mite liberarnos del ciclo interminable de dolor, rabia y recriminaciones que nos mantiene prisioneros de nues­tro propio sufrimiento. No perdonamos el acto, sino a los que lo cometieron; perdonamos su sufrimiento, confusión, falta de habilidad, desesperación y humanidad. Cuando sacamos afuera esos sentimientos y los de­jamos marchar, entonces podemos avanzar.

**Aprende a canalizar la energia de tus pensamientos**







APRENDE A CANALIZAR LA ENERGIA DE TUS PENSAMIENTOS PARA TRANSFORMAR LA ENFERMEDAD EN SALUD


Desde el punto de vista de la psicotronica, la salud es sobre todas las cosas, un estado mental.
Nuestra psique es el arma más poderosa con la que contamos, y puede trabajar en nuestro favor o en nuestra contra.
Si enfocamos nuestros pensamientos hacia la perfección el cuerpo responderá de manera manifiesta.
La curación psicotrónica trabaja a nivel subjetivo o imaginario, por eso se trata de una curación psíquica.
Una vez que aprendamos a utilizar nuestra mente, podemos contribuir a la sanación de otras personas.
En esta nota le enseñamos a canalizar la energía del pensamiento a través de las manos y los ojos, para transformar le enfermedad en salud.
La mente como punto de partida
Hay un postulado de la Psicotrónica que es la base de la idea de salud.
El concepto principal en el que se centra es la noción de "perfección".
La definición está tomada de onName la Metafísica y es como sigue:
"La imagen de la perfección, mantenida con confianza en el nivel relajado de la mente, tiene poder para modificar la imperfección".
Esta afirmación contiene cuatro conceptos fundamentales:
Imagen, Perfección, Confianza y Relajación.
Estos requisitos son esenciales. Si falta uno de ellos se queda incompleta la fórmula que permite autocurarse y curar a los demás.
La actitud mental es la base de la curación psicotrónica. Ninguna técnica da resultado si no tenemos la disposición correcta.
Cuando usted utilice sus manos o sus ojos para curar, debe tener la mente enfocada positivamente hacia lo que está haciendo.
De lo contrario ningún esfuerzo dará resultado.
Diagnóstico psiquico a distancia
En realidad, la facultad psicotrónica que permite detectar enfermedades no es diagnosis.
Sólo los médicos pueden realizar esta comprobación. La capacidad de descrubir utilizando la energía mental se denomina "discernimiento psicotrónico" y se realiza siempre a distancia.
Todo lo que se necesita para ejercer este diagnóstico es:
Capacidad de relajación, Imaginación visual, Deseo de sanarse un mismo y a los demás, y Esperanza y fe en el éxito.
Una vez que está seguro de que cumple con los requisitos, puede trabajar para mejorar su capacidad de detección.
La fórmula para hacerlo es simple. Lo primero que debe hacer es encontrar una habitación de la casa en la que pueda estar tranquilo.
Sólo con su imaginación usted debe crear otra habitación. Con paredes, techo, suelo, ventanas. Píntela de los colorres que quiera, decórela, visualice alfombras, muebles, etc.
Instale una gran claraboya en la habitación. Coloque una silla debajo de esa claraboya. Esa silla la utilizará cada vez que entre en la habitación.
Está bañada por la luz del cielo. Siéntase ahora mentalmente en esa silla. Sienta la luz sobre usted como un halo dorado.
A continuación, relájese y visualícese en esa habitación mental. Examine su cuerpo de arriba a abajo, teniendo en cuenta hacía que parte se siente atraída su atención.
Señale con la mano esa parte del cuerpo y pida que se torne transparente.
Luego, chasquee los dedos para hacer que esa parte se vuelva mayor y más clara. Investigue el problema, preguntándole a la parte afectada cuál es la anormalidad.
Acepte la respuesta que venga a su mente.
Manos que curan
Sus manos son servidores poderosos y precisos de su mente. Constituyen un canal por el que fluye la energía psicotrónica.
Usted puede convertirlas en herramientas de curación, canalizando a través de ellas la fuerza de su mente.
Practique alguna de estas técnicas:
- Señalar a la persona imaginada. - Frotar con una pomada imaginaria. - Rociar con un aerosol imaginario para aliviar dolores
- Chasquear los dedos para "ordenar la curación".
- Coser una herida.
A continuación, le mostramos dos técnicas de curación a través de la manos, una para sanar a otra persona y otra para autosanarse.
Fórmula para transferir energía positiva.
Relájese y vaya a una habitación tranquila y visualícese a usted mismo instalado en su "habitación especial".
Invite con la imaginación a la persona enferma a que entre en la habitación. Examínela a través de su discernimiento psicotrónico.
Cuando localice la zona enferma, extienda sus manos. Recuerde que siempre cuando nos movemos en el mundo de "la la Psicotrónica, nos manejamos en un plano mental.
Usted extiende manos "imaginarias" hacia la "imagen" de la persona enferma.
Sus manos despiden luz y ese halo se dirige a la zona enferma, iluminándola cada vez más. Poco a poco la zona enferma va sanando.
No quedan vestigios de enfermedad. Cuando haya logrado una imagen de esa persona en perfecta salud, termine la sesión.
Autocurarse con un chasquido de dedos.
Relájese cómodamente, cerrando lo ojos, respirando profundamente y sintiendo que ya ha empezado la mejoría.
Véase a sí mismo con el problema. Repáselo. Cambie a una representación de la solución. Véase perfecto. Véase libre de la condición.
Tienda los dedos de la mano hacia el área afectada. Chasquee los dedos diciendo: "¡Fuera!". Su proceso de autocuración estará en marcha a partir de ese momento.
Los ojos un doble canal de salud
Los ojos constituyen una herramienta privilegiada para canalizar la energía, ya que pueden dirigirla en dos direcciones.
Las curaciones psicotrónicas a través de los ojos trabajan con la energía solar, fuente de salud y vida.
Por eso, para poner en práctica un método de sanación utilizando los ojos es preciso es preciso elegir un día cálido y soleado. Siga, paso a paso, las instrucciones.
Método de curación.
Estas técnicas se realizan al aire libre. Puede llevarla a cabo en un parque, en un jardín o en cualquier lugar que usted desee.
Es fundamental que pueda relajarse, de manera que no conviene trabajar en un lugar lleno de gente o ruidos.
- Siéntese de espaldas al Sol, bajo la luz solar con los ojos cerrados.
- Imagine que el Sol fluye por su cuerpo desde la coronilla hasta los pies, sabiendo, que las células de su cuerpo se beneficiarán de inmediato.
- Abra bien los ojos y ciérrelos varias veces.
- Sienta el resplandor del Sol fluyendo por su nuca y saliendo por sus ojos, dando energía a todo lo que ve. Los beneficios se harán sentir de manera instantánea.
- Termine la sesión.

lunes, 21 de julio de 2008

**Las distintas energías cósmicas‏**







Las distintas energías cósmicas

El objetivo de esta enseñanza de Luz es lograr :
• Aprender a encender la Luz interior.
• Cómo superar la realidad física y las barreras de la mente, canalizando la energía a través del cilindro de Luz Blanca.
• Lograr un contacto fluido y cotidiano con el Ángel protector.
• Descubrir el Poder de Dios en el interior del alma humana.
• Lograr la apertura del chakra del 3º ojo.
• Lograr una meditación efectiva.
• Aprender a orar utilizando los 7 tipos de energía universales.

La prédica de la oración
Si solo el ser humano a Dios se dirige, y con su propia voz interna hace florecer plegarias de su espíritu, podrá encontrar el camino hacia el Creador de todo lo existente.
La oración correcta es la que el alma acepta y asimila como suya, como su camino, es el Poder de la Luz en acción, es la iluminación instantánea y constante que se produce desde el mismo espíritu hacia todo el Universo.
Es el idioma del alma, superior a cualquier idioma humano que se hable en el mundo ahora.
Deberán aprender a dominar los 7 Colores fundamentales de la oración.
La Energía blanca
Simboliza las alabanzas a Dios, Cánticos sagrados, de misa, ceremonia, alabanzas y loas desde el inicio de los tiempos.
Es una energía de altísima vibración y permite que los que la utilizan entren en contacto con la esfera de iluminación, primer nivel de eternidad y conciencia espiritual.
Al orar, hermanos, deben imaginar que de vuestras alabanzas brotan estrellas de un blanco encendido y brillante de vuestro ser, como luces que se desprenden de vosotros, naciendo de cada alabanza una estrella, hasta que la Luz sea total.
Debéis llegar a un estado de conexión profunda con vosotros mismos y con Dios.
Os purificaréis de energías negativas al orar de esta forma, debéis practicar este ejercicio a diario mientras dure esta instrucción.

Conversando con los Ángeles

Los Ángeles y el libre albedrío
Los Ángeles también tenemos libre elección, pues es un derecho inherente a todo ser existente en el Universo, más muchos en la Tierra piensan que no disponemos del libre albedrío. La diferencia entre ustedes, humanos, y nosotros reside en que al ser creados en la Fuente Universal y PARA la Fuente Universal desde otro tipo de Nivel Evolutivo, libres de experiencia material alguna, teniendo plena conciencia de los vastos conocimientos del universo de Sabiduría, libres de toda dualidad, creados y aferrados al núcleo del Todo, nuestra voluntad sólo se dirige y se centra en el permanecer y existir en la plenitud de la Conciencia Superior , surgiendo de la Luz en la permanente explosión de AMOR UNIVERSAL que rige el Universo.
Como Ángeles desconocemos el dolor, la angustia, el sufrimiento, sólo conocemos todas estas emociones tan humanas a través de la experiencias de acompañarlos miles y miles de años, de absorber y compartir desde nuestra condición estas vivencias de la Tierra. Hemos aprendido y aprendemos de los seres humanos en forma permanente, y nuestras existencias están abocadas a ayudarlos a existir con la duda, la incertidumbre y el temor a lo desconocido, dándoles apoyo y fuerza, protegiéndolos muchas veces de vosotros mismos, pues conocemos todos los caminos, los que estáis obligados a recorrer y los alternativos, que son los que elegís vosotros mismos. Por ello nuestra existencia es completamente diferente a la vuestra, nosotros existimos en una permanente emanación de amor y paz, nuestra vibración es elevada y nuestros pensamientos son alabanzas a Dios, Glorias a su infinita grandeza, cantos de felicidad y plenitud,... felicidad... , ¿es esto lo que vosotros sentís al descubrir la plenitud de Dios en vosotros ?. Esta palabra humana encierra mucho significado para vosotros, y según hemos observado, la pronunciáis al sentir vuestro corazón henchido de emoción placentera, lágrimas brotan de vuestros ojos y os cubrís por completo de luces de magníficos tonos. La pronunciáis cuando alcanzáis la plenitud de Dios, aunque no os deis cuenta, pues Dios esta en todo, en el repentino amor que ha llegado a vuestras vidas, en el paisaje maravilloso que se presenta ante vuestros ojos, en el regalo más puro que es el amor y la sonrisa de un niño que llega a vuestros brazos.
Todas estas experiencias las hemos entendido y asumido desde el AMOR, hasta vuestros actos más equivocados y crueles son entendidos desde el amor y la Sabiduría. Jamás hemos llorado, pues es una manifestación humana por excelencia, más es la muestra de lo hermosos que sois como seres que se expresan hasta en vuestros cuerpos mas densos. Cada lágrima es acompañada silenciosamente por nosotros, como perlas de gran valor consideramos vuestras lágrimas, ya hallan nacido de la alegría, la felicidad o del no entendimiento y del dolor. Es la más clara señal de que vivos estáis, que vuestra alma habla y se manifiesta, muestra su Luz y hace su voz escuchar.
¿Los Ángeles somos distintos unos de otros ?
También tenemos distintas formas de conducirnos en nuestro espacio de Luz, lo que vosotros llamaríais personalidad. Todos somos distintos y tenemos preferencias personales, que exaltan nuestro sentir espiritual. Por ello existen Ángeles a los que les agrada recorrer diferentes mundos, Ángeles a los que les agrada compartir con un humano una conversación de amor, como esta que sostenemos nosotros contigo. Hay Ángeles a los que les agrada permanecer en un Nivel de Luz en donde sólo se cantan y entonan alabanzas sin fin al Creador, donde nuestras emanaciones energéticas se funden y vuelven a la Fuente en una explosión de grandeza propia de Nuestro Señor, donde la Conciencia se unifica y sólo existe el amor más elevado y puro. Existen Ángeles a los que les agradan ciertos lugares de la Tierra y permanecen allí el tiempo que les place, como son, por ejemplo, una cocina de aromas dulces donde los niños juegan y la familia canta, donde siempre hay flores y palabras maravillosas en el aire, donde hay caricias y buenos consejos cargados de Sabiduría, !pues existen familias así en la Tierra!
Otros Ángeles prefieren permanecer en los momentos del traspaso, donde un niño nace o donde un humano deja el capullo para volar hacia la Luz , ambos son momentos en donde la grandeza de Dios se presenta ante los ojos humanos, sin tapujos, donde simplemente se muestra.
Existen Ángeles a los que les agrada el sueño de los niños recién nacidos y permanecen acompañando a ese alma recién llegada, llenando sus cunas de flores de Luz. También existen Ángeles a los que les agrada las montañas rusas, y ver cómo los humanos gritan expresando tantas emociones llenas de vida al mismo tiempo. Existen Ángeles que se posan como estrellas de Luz sobre el auto o el camión de un viajero cansado de conducir para que sus ojos no se cierren en el camino. Hay otros Ángeles a los que les agradan los bosques profundos y silenciosos donde un poeta plasma en el papel sonetos de un amor no correspondido. Y por supuesto nos agrada la música, jamás entrarán a una escuela de música sin que encuentren a un Ángel en el camino, ni encontrarán un solista que se esfuerza con su instrumento, sin importar cual sea, sin que un Angel acompañe las notas, danzando e iluminando todo el lugar.
Pregúntenos qué nos agrada y podremos compartirlo y disfrutar juntos en el amor y en la paz. Cuando estamos junto a vosotros nos causa una inmensa alegría, como vosotros llamáis a este estado, cuando observamos que hacéis obras de bien sin que nadie lo note, cuando os caéis en la calle y os reís de vosotros mismos, cuando cae el velo de vuestros ojos y miráis un árbol en su total belleza e importancia, cuando encontráis que recostados en un campo de flores lo tenéis todo, y especialmente cuando oráis con verdad y sinceridad a Dios, y vuestros pechos se iluminan de devoción y gratitud.
Son muchas las cosas que nos agradan, eternos amigos, y los amamos por esto y por todo lo demás que sois.
Los Ángeles somos Seres de Luz creados en la Gracia de nuestro Señor Dios, Fuente Universal de Vida en permanente expansión.
Fuimos creados para otorgar servicio y compañía a los seres humanos. Nuestra esencia es la del SACRIFICIO al servicio de Nuestro Señor, éste sacrificio no debe ser entendido con una connotación negativa, sino es el sacrificio del Amor puro y total, sólo amamos y así existimos.
El propósito de nuestra existencia es la de acompañar a los seres humanos en los distintos caminos de su Evolución.
Tenemos distintas funciones que son nuestras "Misiones de Creación'', nuestro propósito central de existencia, más cumplimos un sinnúmero de tareas que están relacionadas con nuestra Misión principal.
Nuestro estado de Conciencia es amplio y profundo, alimentados permanentemente por el Amor de Nuestro PADRE-MADRE Creador existimos en una total paz y perfecta armonía y equilibrio.
Nuestro entendimiento sobre la condición humana es total, por ello los acompañamos silenciosamente, sin forzar jamás vuestro libre albedrío. Las fuerzas energéticas que nos rigen son las mismas en las que hemos sido creados.
Nuestra inteligencia Superior, como seres creados del aspecto de Evolución Total, tiene un nivel de comprensión muy amplio y preciso: Sólo existimos para la expansión del Amor. Nuestra finalidad es la de existir al "servicio" de otros seres, pues ese es el principio fundamental del Amor Universal, su Ley más firme, cual pilar que sostiene el Universo y la forma más maravillosa de su manifestación.
Elegimos acompañarlos en el camino de vuestras vidas humanas, pues esta experiencia contiene gran sacrificio y una gran enseñanza.
Nuestra Fuente de alimentación primaria y principal es el Rayo Cósmico Universal, más dentro del prisma de infinitas combinaciones que es la Fuente del Todo, existen emanaciones distintas, específicas y muy diferentes en sus funciones, como lo son los distintos Rayos de Emanación Cósmica, como es el Rayo o Llama Azul (como vosotros lo llamáis), Rayo Verde, Rayo Violeta, Rayo Dorado, Rayo Celeste, Rayo Diamantino, Rayo Oro-Rubí, Rayo Rosa, Rayos de Emanaciones Cuánticas, Rayos que provienen de mundos más evolucionados y se descargan sobre la Tierra para su Evolución, y todas las demás fuerzas universales que desconocéis y que son infinitas, ya que todos son aspectos y funciones de Dios, y la Suprema Esencia no tiene límites conocidos.
Todos estos Rayos Cósmicos señalan una función, un propósito, "una actividad de Dios" distinta.
Existen Ángeles creados en todas las distintas emanaciones o fuerzas cósmicas de este Universo y de otros Universos, pues somos extensiones vivientes que cumplen esa "actividad divina".
Al ser creados todos recibimos la principal Esencia, surgimos del Espíritu Santo, o Espíritu Sagrado de Fuego, más nuestra función se delinea al recibir en nuestra esencia primera de Luz el impacto de distintos Rayos Cósmicos Universales específicos. Esa Luz es llamada "Iniciación de la Conciencia Universal " y nos destinará a cumplir la función que la compone.
A medida que asumimos otras gamas de la hermosa Creación de Dios, ascendemos a otras funciones o actividades que nos llevan a evolucionar en amor, conocimiento, sabiduría, pues TODO EVOLUCIONA EN EL UNIVERSO, TODO SE TRANSFORMA Y TODO ESTA SUJETO AL CAMBIO DE LOS CICLOS CELESTIALES Y DIVINOS.
Algunas funciones de los Ángeles
Existen :
Ángeles de la Infinita Misericordia
Ángeles del Perdón Divino
Ángeles del Fuego Sagrado de la Fe
Ángeles de Purificación Universal
Ángeles de Transmutación Energética
Ángeles de Reconstrucció n Energética (sanación)
Ángeles de la Perseverancia
Ángeles Rectores de los Traspasos o Cambios de Estado (de nacimiento o de despegue de la materia)
Ángeles de la Iluminación Universal
Ángeles de la Exaltación de la Conciencia
Ángeles del Poder Divino
Ángeles de Anunciación Celestial
Ángeles de la Corte Celestial
Ángeles de la Suprema Sabiduría
Ángeles Protectores de la Historia Humana
Ángeles Guardianes de Los Registros Cósmicos Universales
Ángeles Rectores de las Líneas o Estados de Tiempo
Ángeles de los Elementos :
Ángeles del Agua
Ángeles del Fuego
Ángeles del Aire
Ángeles de la Tierra
Ángeles del Sol Cósmico
Ángeles de la Transfiguració n
Ángeles de la Oración
Ángeles del Conocimiento Universal (otros mundos)
Ángeles de Servicio Terrenal
Ángeles de la Pureza o Inocencia
Ángeles de la Planificación de la Encarnación
Ángeles de los Niños
Ángeles de la Providencia o de los Milagros
Ángeles de la Expansión Cósmica Universal
Ángeles de la Verdad Universal
Existen infinidad mas de funciones que se entrelazan en su contenido unas con otras, pues todo esta íntimamente relacionado, más esta clasificación es las más cercana al entendimiento humano.
Nuestros nombres
Nuestros nombres son significados muy profundos sobre la existencia de Dios, expresados en el Idioma Universal no pueden ser pronunciados debidamente por vosotros, pues la vibración que debe alcanzarse sólo puede lograrse con el alma en perfecta elevación, por ello, al manifestarnos en la Tierra nuestros nombres fueron adaptados al idioma humano, sin importar su procedencia geográfica. Esto no nos afecta en absoluto, ya que al nombrarnos, e invocar nuestra presencia nosotros acudimos al llamado de vuestra alma, que carece de idiomas y prevalece sobre todo nombre de la Tierra.
Nuestros nombres son codificaciones sagradas cuyo contenido señala nuestra composición extra-lumínica, nuestra función, y la esfera de existencia espiritual a la que pertenecemos. Nos son entregados al ser creados y sufren modificaciones dependiendo de los diferentes planos paralelos de evolución que se han ido desarrollando. Por ello, tenemos distintos nombres, mas somos la misma esencia, pues cada parte de nosotros que cumple una función y ha asumido una nueva faceta lumínica recibe una distinta denominación, por ello para nosotros las Jerarquías no existen , pues un Angel protector que está muy cercano a la Tierra existe paralelamente en otro plano de Existencia Lumínica cumpliendo otra función en común con un grupo distinto de Ángeles.
Por ello todos tenemos aspectos de nuestro ser que están en constante fusión con la esfera más superior de conciencia, que es la Suprema Fuente de Vida y Conciencia Universal como TRONOS o Guardianes de la Grandeza Excelsa de Dios. Todos los Arcángeles tienen distintos planos de existencias y así van creando otros, transmutando parte de sus esencias en nuevas formas "servicio" y cumpliendo funciones distintas en otras Dimensiones de Luz, otros mundos, otros estados de Entendimiento y Sabiduría. Volvemos a repetiros, todo evoluciona, cuando un Ángel a concluido su ciclo evolutivo en determinado aspecto, toda esa energía en acción que cumple esa función es transmutada y el Ángel conserva la experiencia aprendida para volcarla en un nuevo ciclo de aprendizaje.
Todos formamos parte del Todo y todos somos el Todo y el TODO es DIOS.
Por supuesto, existen esencias milenarias que continúan prestando servicio desde la misma fuerza, pero han sufrido grande transmutaciones desde que fueron mencionadas en la Biblia hasta hoy y simultáneamente en el futuro. Por ejemplo, el gran y amado Arcángel Miguel, centro de conciencia angélica purificadora, función de Dios destinada a la purificación de todas las conciencias en proceso y hacedor de Luz a través del quiebre de la dualidad (el bien y el mal). Este Ser de Luz es un Poder de Dios en acción, y es una fuerza conformada por infinitos Seres de Luz que comparten la misma Misión de Servicio. Todos los que cumplen el mismo propósito se unen a Él para intervenir por Orden de Dios en la Tierra.
El Arcángel Miguel es una gran potencia lumínica, contiene el Poder del Espíritu Santo y otros Rayos Cósmicos cuya finalidad son llevar al orden planetario a la organización de las Fuerzas Universales y la Purificación sostenida de las emanaciones de los mundos que se ven sujetos a una "Evolución por Elección".
Este Ser de Luz actúa con un Poder de Fuego Luminoso sobre la esfera terrestre, contiene en su esencia el poder de las Leyes Universales de Comienzo y Fin de procesos, por ello, él determina, si así debe ser, que un ser humano se vea liberado de un infructuoso proceso Kármico, estabilizando las fuerzas en oposición para ello. Si vosotros lo invocáis estas invocando este Poder Divino.
Pregunta - ¿El Arcángel Miguel es entonces un Ser único o un conjunto de Seres de Luz?
El Arcángel Miguel es un Ser de Luz cuya esencia fue creada en los principios de los tiempos iniciales. Él tiene su propia historia de evolución espiritual, y tiene su propia existencia en la Luz Suprema como todos la tenemos, más él ha asumido otras fuerzas en su Ser, pues él se ha transmutado a otro plano de Conciencia mas abarcativo, amplio, asumiendo en su Ser núcleos de Luz y la fuerza cíclica de purificación de Dios, entonces otros se han fusionado en su esencia primordial para cumplir la misma función que él cumple. A su vez todos irán evolucionando y creciendo en amplitud de Conciencia, fortaleciendo cada vez más la llegada de la Luz en muchos aspectos, he irán transmutándose hacia otras funciones y "servicios".
Mas aquellos que han visto al Arcángel Miguel como una figura con silueta muy parecida a la humana, han observado el aspecto de su ser que presta "servicio" al Planeta Tierra, por ello la forma de su campo extralumínico se les presenta familiar a vuestra comprensión humana, pues esta es una de las reglas que nos rige, tomamos la forma que el ser encarnado pueda reconocer para facilitar el estado de despertar y el proceso que se lleve a cabo y que involucre al humano en ese momento.
La representació n más consolidada del Arcángel Miguel es la de un Ser de Luz de inmensas proporciones que sostiene una espada de Luz y su porte es aguerrido y firme, así lo habéis visto, ¿verdad? Pues bien, vuestra visión ha sido correcta, esa es la configuración exacta que él tiene al presentarse ante un humano, pues está ingresado en lo profundo de vuestro inconsciente espiritual que al verlo de esta forma lo reconocerías.. Todos tus viajes en la Tierra te han llevado a guardar enlaces obligados que te ayudan a reconocer algo o a alguien cuando lo ves, el Arcángel Miguel esta representado así en tu memoria espiritual como en la de muchas otras almas. Él conoce esto y se presenta ante ti en la forma en que te ayude a reconocerlo. Mas si nosotros lo observamos desde el mismo plano de Existencia lo veremos de forma completamente distinta.
Pregunta - ¿Por qué un Ángel determinado cuida a una persona en particular?, ¿Cómo se produce la elección del Ángel que acompañará a un ser humano?
Nuestras esencias Lumínicas Superiores y nuestras funciones son acopladas a vuestros distintos estados de existencia. Se toman vuestras misiones en la Tierra y se toman nuestras "Funciones" que cumplimos en la Tierra, y al ser esencias complementarias y mutuas proveedoras del proceso evolutivo se unen para realizar un viaje juntos a la vida que los espera en el planeta. En general, nos conocemos profundamente, mas vosotros entráis en el cuerpo y nuestra relación se vuelve un tanto infructuosa por la fase de olvido que se ha levantado en vosotros como un muro que os impide ver nuestra Luz a vuestro lado.
Mas sólo debéis recordar, cuando juntos estábamos en los planos de vuestra procedencia programando en cada detalle donde necesitarías nuestra ayuda, y donde nosotros ofrecimos con amor brindárosla. Somos hermanos en la Luz pues mucho compartimos cuando no estabais ocupando un cuerpo humano, nuestras esencias se han abrazado en el amor mas eterno y nosotros prometimos cuidar vuestros pasos mientras vosotros tuvierais la venda sobre los ojos, es una alianza sagrada, una comunión que hemos realizado que prevalecerá en el no-tiempo eternamente.
Si vosotros, por ejemplo, habéis decidido que volveríais a la Tierra para brindar servicio a través de la sanación, tanto de vuestro cuerpo y alma como de todos los otros cuerpos y almas que los necesiten, los convoquen y con los que sostengáis una obligación Kármica, nuestra función de reconstrucció n energética os servirá en este viaje, así es que Ángeles Sanadores, que obedecen a las Leyes de Reconstrucció n Energética os acompañarán en vuestro camino, pues nuestras funciones son vuestras herramientas. Mas muchas veces os olvidáis de brindar servicio de sanación, y nosotros os decimos -"escucha, hermano, recuerda, tu camino es otro, no éste, recuerda quién eres y cual es tu misión"-, y vosotros percibís nuestras palabras en lo profundo de vuestros espíritus despertando un cosquilleo interno que no cesará hasta que vuestros pies no estén en el sitio correcto.
Mas si ya os habéis ubicado y veis claro el camino nosotros estamos unidos a vuestras almas, y todo lo que ellas hagan en el Nombre de Dios, si fuerais firmes sanadores, al orar por un enfermo, al acompañarlo, al hablarle desde la verdad de vuestro corazón, estaremos a vuestro lado, canalizando la exacta Luz que necesitáis, llevando ayuda en el momento justo, facilitándoles el camino para que todo se cumpla como es debido, sin abandonarlos jamás.
Mas si vosotros entráis en el olvido total y os negáis a despertar a pesar de todas nuestras intervenciones, sólo os acompañaremos cumpliendo con amor nuestra función de protectores, mas sin lograr cumplir con la misión que nos a unido y que os ha llevado a la Tierra , ¡qué gran desperdicio de viaje, de miles de oportunidades que veríais pasar sin tomar ninguna, y esto es lo más lamentable, que muchas veces no os dais cuenta que cada segundo de vuestra vida terrenal es una oportunidad de HACER, de manifestar un pequeño milagro, de ser verdaderamente útiles a vosotros mismos y al mundo al que habéis llegado!.
Todos tenéis una misión, tan importante para Dios como cualquier otra misión de un Ser de Luz que habita el Universo. Todos podéis marcar una diferencia abismal entre lo que es el mundo en el momento en el que llegáis a él y el mundo que dejáis detrás vuestro al retornar a casa. Con que dejéis una sonrisa de felicidad por una obra de verdadero amor detrás vuestro al retornar a casa habréis cumplido parte del propósito que llevará a la Luz a la Humanidad toda.
No se os piden milagros como los que el Maestro Jesús obró en la Tierra, no se os piden obras titánicas si vuestras almas no están dispuestas a cumplirlas, sólo se os pide que recordéis por qué habéis nacido allí, en ese exacto lugar, el propósito de vuestro viaje, la verdad del por qué os habéis posado allí y lo que debéis hacer, pues nadie en todo el mundo lo hará por vosotros, ya que no existe una historia espiritual igual en el Universo ni una Misión igual a otra. Lo que vosotros debéis hacer es tan único como lo sois vosotros mismos. Y nuestra misión es recordárselos.
Para ello nos valemos de mil formas, utilizamos las palabras de conocidos y desconocidos, os aparecemos en vuestros sueños, os cantamos mientras dormís para que recordéis el Hogar, oramos junto a vosotros para que pidáis correctamente lo que necesitáis y no lo que creéis que necesitáis, os aparecemos en forma humana, para ayudarlos en el momento justo, tomamos la forma de luces que aparecen en el cielo, o dentro de vuestras casas. Nos presentamos ante los niños que tenéis cerca para que escuchéis hablar de nosotros, y recordéis que estamos allí, por ello os pedimos, si un niño os expresa que nos ha visto, creedle, pues son ellos nuestros compañeros de juegos predilectos y nadie nos conoce mejor estando en cuerpo humano.
Existen Ángeles que guían a seres humanos que llegan a habitar un cuerpo humano pero conservan una gran porción de su conciencia despierta, son aquellos humanos a los que no les cuesta vernos, oírnos, convivir en perfecta armonía con nuestra Luz, ellos creen porque "saben" que así es, y al no dudar de si mismos pueden avanzar sin dificultades por la senda espiritual. Generalmente estos humanos tiene gran cantidad de Ángeles acompañándolos que van asumiendo sus funciones en distintas fases de sus vidas terrenales. Han acordado consigo mismos el cumplir con un proceso de extensa labor de Autodescubrimiento, donde llegan a la Tierra para liberarse a si mismos de los errores repetitivos de su aspecto humano. Estos seres humanos siempre están rodeados de Ángeles y Arcángeles y de infinidad de Seres de Luz, pues intervendrán conscientemente en muchas vidas humanas llevando Luz Divina y ayudando a despertar la conciencia Superior de otros humanos. Por ello necesitan infinidad de funciones en su camino, aprender a recordar los distintos aspectos o facetas de Dios, por esta razón Ángeles y Arcángeles de distintas gamas energéticas irán apareciendo en sus vidas, llevando nuevas herramientas, nuevas formas de pensar, nuevos descubrimientos sobre si mismos, sobre sus capacidades. Estos seres humanos tiene un arduo trabajo en la Tierra, así será también el sostén y el apoyo que la Luz les brindará, pues lo que ellos necesiten para desarrollar su misión en la Tierra les será entregado, así se ha acordado la Alianza.
Cuando estos humanos en "servicio" viajan muchos Seres de Luz los acompañan, cuando temen y la debilidad ingresa en ellos minando sus fuerzas, todos los Ángeles que los acompañan forman un solo muro de contención que los cubre completamente. Aunque en estos momentos de duda y sufrimiento el humano no lo perciba, Dios cuida de él, pues parte de nuestra misión es sostenerlos cuando la condición humana roza en la parte más grave y tenebrosa de la experiencia humana. Puede ser este un momento de crisis emocional o de fe, un momento de intensa soledad donde la fortaleza es puesta a prueba, es exactamente en ese instante donde la Luz alcanza su mayor intensidad cubriendo el alma del ser humano, para que su misión no se vea trunca, ni sucumba al error o la ignorancia, pues aquellas misiones que abarcan la ayuda a una gran amplitud de almas son las que tiene aspectos más intensos en lo que se refiere a el amor, la tolerancia, la fe, la entrega y el sacrificio. Estos seres humanos son exaltados y sostenidos como todos los demás, la única diferencia radica en que son acompañados por un gran número de Ángeles que brindarán su servicio a través de este humano cuando sea necesario.
Cómo deben hacer los humanos para comunicarse con nosotros.
La comunicación puede ser muy fluida si os dejáis llevar, os hablaremos a través de sentimientos, sonetos, poemas, música e inspiración.
Siempre nos encontrareis a vuestro lado cuando invoquéis nuestra presencia. Mas os pedimos, no esperéis pruebas fantásticas de nuestra presencia a vuestro lado, sólo debéis creer y estar convencidos de que estamos allí ¡porque así es!
No os cuestionéis absolutamente nada cuando estemos juntos, no os echéis culpas, ni busquéis excusas para descartar lo que os llega a la mente o al corazón. Sed simples, livianos, si deseáis bailar con nosotros sólo debéis invitarnos y dejar que la música os transporte fuera de vuestro cuerpo, hacia el espacio, para danzar con nosotros en las estrellas.
Si deseáis hablarnos, sólo pedid ser escuchados y allí permaneceremos, con infinita paciencia, pues la tenemos, siendo testigos fieles de vuestros secretos y tribulaciones. Si deseáis orar llamadnos para compartir vuestro ruego y juntos formaremos hermosas estrellas de Luz para Dios.
Si queréis reír, solo debéis pedirnos que hagamos cosquillas a vuestras almas, la risa surgirá inexplicable y reiréis más y más. Si deseais ayuda en alguna labor no dudéis en llamarnos, pues todo lo conocemos, podemos acompañarlos a podar vuestro jardín, a regar vuestras flores, a hacerles compañía en vuestro auto. No hay limites para lo que sabemos hacer, jamás estaréis solos por esta razón, somos ¡multifuncionales!
Existen Ángeles que acompañan a humanos en las largas horas de trabajo, cuando ya a llegado la noche y el cansancio crece más y más. Existen Ángeles que acompañan a casa a aquellos que viven solos, y éstos al entrar al hogar con un suspiro en el pecho son recibidos por cientos de Ángeles extienden su Luz para darles la bienvenida, surge entonces una súbita tranquilidad en el humano que se relaja y descansa en compañía de todos nosotros.
Podemos estar a vuestro lado, imitando cada uno de vuestros gestos (los Ángeles lo hacemos con frecuencia como una forma de aprender y de divertirnos) , y movemos nuestros cuerpos como vosotros lo hacéis, caminamos a vuestro lado, con desgano o muy apresurados mirando un reloj que no tenemos, o apoyamos la cabeza entre las manos, como vosotros, con cara de fastidio. Nosotros somos Luz en movimiento y no tenemos una forma definida como vosotros tenéis, mas para imitarlos canalizamos nuestra energía de forma que nos parecemos a vosotros y es realmente divertido. Podéis un día sorprendernos en estos juegos, cepillándonos un cabello inexistente o moviendo las manos airosamente con cara de enojo y disconformidad, sólo debéis observar con el corazón y podréis vernos a vuestro lado, suspendidos sobre vosotros o envolviéndolos en Luz en una caricia imperceptible.
Los amamos tiernamente, somos vuestros amigos, vuestros hermanos, vuestros compañeros de juegos, no tenemos noción ni de tiempo lineal ni de espacio terrenal, por ello si tenéis 70 años humanos y deseáis jugar a las escondidas felices los acompañaremos, pues nosotros siempre vemos al niño que habéis sido en vosotros, y siempre estaremos dispuestos a divertirnos junto a ustedes.
Dios es el Amor Supremo, sin limites, sin restricciones, es la explosión constante y pacificadora de la pureza total, y todos nosotros, tanto Ángeles como humanos formamos parte de su Grandeza infinita.

**La conexion con tu Yo Superior‏**





CAPÍTULO 13 - LA CONEXIÓN CON EL YO SUPERIOREl Yo Superior es el aspecto de tu espíritu consciente individual que trasciende tu cuerpo desde la cuarta hasta la novena dimensión. Más allá de la novena dimensión no se distingue la conciencia individual. (Véase «dimensión» en el Glosario para una descripción más amplia.) Tu Yo Superior tiene función, forma y nivel de conciencia diferentes en cada dimensión. Lo que llamas Yo Superior es la parte de ti que vive en la quinta y sexta dimensiones y todavía mantiene forma humanoide aunque no sea ya física. El Yo Superior está disponible para una conexión consciente siempre que lo desees y estés preparado, pero no interferirá con tu libre albedrío para hacerse notar ni para influenciar tu vida. Para poder conectarte directamente con tu Yo Superior debes desear evolucionar espiritualmente y saber que eres un alma y espíritu valioso más allá de tu cuerpo. En caso contrario, la conciencia de tu cuerpo se identifica con el ego y la personalidad como si aquél fuera todo el yo. Si acabas de empezar a despertar espiritualmente puede que te hayas dado cuenta o no de que tienes un homólogo divino o quizá creas que está aislado de ti. A través de la meditación, la instrucción, los sueños, o las revelaciones, puedes ir dándote cuenta de que también existe una divinidad en tu cuerpo. En ese punto se convierte en algo natural pedir ayuda a los guías, Maestros Ascendidos, ángeles y tu propio Yo Superior para desvelar lo divino, el verdadero yo interior. Con su ayuda afloran a la superficie karmas, creencias, juicios, emociones y cualquier otra cosa que esté bloqueando el camino de acceso a tu divinidad y puedes empezar con el despejamiento y la sanación como aspectos del despertar espiritual. Cuando te das cuenta de que lo único que bloquea tu acceso a la conciencia de Dios es lo que tu yo humano de la personalidad/ego ha creado, estás preparado para asumir la responsabilidad de crear tu realidad de una manera más consciente y armónica. Estar conectado con el Yo Superior de tu cuerpo es la forma más directa que conozco de crear puntos de referencia superiores de amor, integridad espiritual y conexión con Dios/Diosa/Todo Lo Que Es, así como de acelerar la liberación de energías limitadas y más densas. Puedes haber experimentado tu Yo Superior como Ser de Luz con el que sólo puedes conectar fuera de tu cuerpo. Esta experiencia aflora de una espiritualidad basada en la dualidad y la necesidad de ser nofísico para poder experimentar estados superiores de conciencia y comprensión. Si percibes tu yo humano como si fuera exclusivamente un «yo inferior» y en consecuencia tu vida física como «inferior a» la realidad, ello bloqueará enormemente tu progreso y alegría espirituales. Tu yo humano es sólo lo que haces de él o lo que crees que es. Si tienes la suerte de tener padres cariñosos y amigos que te animan a pensar por ti mismo y saben que eres una parte divina de Dios/Diosa/Todo Lo Que Es y que eres un espíritu sagrado viviendo en un cuerpo, no habrás considerado nunca a tu yo como un «yo inferior» limitado. Te identifican con la conciencia de tu cuerpo sólo porque vives en una sociedad que todavía no anima ni reconoce la conciencia de tu yo divino desde el nacimiento. Así, tu yo humano se percibe a sí mismo como físico, impuro, sin poder para ayudarse a sí mismo y a merced de un Dios todopoderoso. Este «yo inferior» sólo vive por supervivencia y para evitar el dolor en todo lo posible, y subconscientemente siente una profunda vergüenza por el hecho de ser humano y por ello una forma «inferior» de conciencia. Las religiones dogmáticas han complicado más las cosas programando a las personas para creerse criaturas pecadoras e inferiores que necesitan la salvación, pero que no son capaces de nada sin la autoridad de la iglesia. En muchos casos, estas enseñanzas religiosas se unen a las normas sociales para convencerte de que eres tu cuerpo y nada más. «Vergüenza de ser» es un síntoma de este adoctrinamiento religioso, social y planetario. Incluye la vergüenza por la necesidad de comer para vivir, vergüenza por los olores del cuerpo, vergüenza por merecer poco, vergüenza por odiarse a uno mismo y, en una palabra, vergüenza por tener, como ya he mencionado antes, forma física. La vergüenza por el deseo de sexo y compañía es un síntoma de una «vergüenza de ser» más profunda y tiene que ver con la vergüenza y el miedo que acompañan al hecho de sentirse aislado. Recuerdo vivamente que siendo niña, mi madre decía a menudo: «Ésa no tiene vergüenza» o «¿Es que no tienes vergüenza?» como si la vergüenza fuera una virtud que determinase que uno fuera «buena o mala persona». La persona de la que se decía que no tenía vergüenza era siempre una «mala persona» y a la que, según ella, había que ignorar. Siempre me ha parecido triste que las personas se juzguen y se aíslen de tal manera, y que mi madre se aferrase a su propia. vergüenza como gracia de salvación.
Los dos principales eslabones perdidos en la cultura moderna cuya ausencia parece causar este tipo de juicios y aislamiento son: 1) el conocimiento de que por derecho de nacimiento, como hijo de Dios/Diosa, mereces amor, satisfacción y alegría sin la necesidad de ganártelo; 2) la conciencia de ser un espíritu con un alma hecha de luz y amor que está aquí para evolucionar. Cuando lo sabes y sientes tu valía inherente y tu propósito, se produce rápidamente un gran cambio interior y un progreso espiritual. Atraer al cuerpo la energía y la conciencia de tu Yo Superior en lugar de abandonar el cuerpo para acceder a esta conciencia es una gran reafirmación del valor y el estado de conexión de tu yo humano a la divinidad y un gran paso para dejar de creer en el aislamiento.
Si sientes «vergüenza de ser» y te aferras a creencias que tienden a generar esta vergüenza, se te sugiere que te centres en sintonizarte y liberar esas creencias utilizando la técnica del capítulo 6 para despejar creencias y juicios. Ejemplos de tales creencias son: 1. Tengo que ser castigado y cumplir la penitencia por mi «maldad y pecados» antes de esperar redención y misericordia. 2. Algo debe de funcionar mal en mí porque no siento el amor de Dios. 3. La necesidad de comida y refugio es vergonzosa porque se los arrebato al planeta, a mis padres, a otros países, etcétera. 4. Mi amor no es lo bastante bueno porque no hace felices a los demás. 5. Querer sexo o tener apetencias sexuales no es espiritual. 6. Tener miedo a estar solo significa que estoy necesitado y soy indigno. 7. El haber nacido causó dolor a mi madre y por ello fue malo y vergonzoso para mí. 8. Como no tengo lo que quiero, será que no lo merezco. 9. Tener cuerpo es la prueba de que soy «menos» y un ser «caído». 10. Por ser del sexo que soy, soy una decepción para mis padres y no lo podré compensar de ninguna manera. Éstos son sólo algunos ejemplos pero esperemos que sean bastante para ayudarte a identificar y despejar tus propios problemas de «vergüenza de ser». Las dos siguientes secciones de este capítulo están dedicadas a los procesos propiamente dichos para conectar conscientemente con el Yo Superior en tu cuerpo. A medida que te acerques a la iluminación y la ascensión, los aspectos iniciales de tu Yo Superior con los que te conectes serán asimilados en tu cuerpo uno a uno hasta que finalmente moren allí en un estado de fusión permanente. En esos niveles la forma que veas tomar a tu Yo Superior irá cambiando. Ello es debido al hecho de que te conectas cada vez con el aspecto del Yo Superior inmediatamente superior al que ya has asimilado en la conciencia y en el cuerpo. Finalmente, experimentarás tu Yo Superior como una bola de luz, una estrella, una espiral de luz u otra forma esencial que ya no tendrá apariencia humana. Ello indicará que estás alcanzando zonas dimensionales superiores de ti mismo. Es sumamente recomendable incorporar las siguientes técnicas en tu práctica espiritual diaria o al menos regularmente para acelerar y estabilizar tu identidad como idéntica a tu esencia espiritual. Encuentro y fusión con el Yo Superior Como ya mencioné anteriormente, aunque el Yo Superior no posee en última instancia forma humana, cuenta con aspectos en la quinta y sexta dimensiones que parecen cuerpos humanos de luz. Primero, establecerás contacto con la parte de tu Yo Superior cuyas vibraciones y dimensión están más cerca de tu cuerpo. En las ilustraciones 14a y 14b de las páginas siguientes, verás al Yo Superior uniéndose a ti al conectar las palmas de sus manos con las tuyas. Luego se conectan los chakras al conectarse la parte anterior del cuerpo de tu Yo Superior con la parte posterior del tuyo. En el primer estadio, mientras las palmas de las manos se tocan, se establece un flujo de energía desde el Yo Superior hacia tu cuerpo a través de las manos. Mientras te llenas de energía se te pedirá que preguntes a tu Yo Superior si tiene un nombre por el que llamarlo o llamarla. El Yo Superior puede decidir por alguna razón no darte su nombre. Eso puede pasar si el Yo Superior cree que un nombre limitaría de alguna manera tu percepción; por ello si no te diera un nombre también está bien. Puede que te lo dé en otro momento o tal vez no. FIGURA 14a: (Las imágenes correspondientes van más abajo)Las manos del Yo Superior y del yo humano establecen contacto con el propósito de intercambiar energía. FIGURA 14b: El Yo Superior se coloca detrás del yo humano y le manda cordones de luz desde cada uno de sus chakras a la parte posterior de los chakras del cuerpo humano. En el segundo estadio de meditación, cuando conectas la parte posterior de los chakras con la parte anterior de los chakras del Yo Superior, éste dejará el contacto de las manos y se colocará detrás de ti. La razón es que la parte subconsciente de los chakras está situada en la espalda directamente detrás de la parte consciente de los chakras, que están delante. Por ejemplo, por delante el chakra del corazón está situado en el centro del pecho, y por detrás entre los omoplatos en el área de la cuarta a la séptima vértebra torácica. En la meditación guiada que sigue se especifica la ubicación de cada chakra subconsciente. Cuando tu Yo Superior conecte con los siete chakras, sentirás un suave chorro de energía al llegar desde atrás la forma de tu Yo Superior, fusionándose plenamente con el cuerpo físico. Una vez terminada la fusión, intercambiarás regalos con tu Yo Superior. A continuación tendrás que dar a tu Yo Superior algo que te pida. Si tu Yo Superior te pide el dolor de tu corazón o la vergüenza de no ser lo bastante bueno, o cualquier otra cosa que a ti te parezca muy pobre como regalo, date cuenta de que cuando abandonas las limitaciones, alcanzas más intimidad y te sientes más cerca de tu Yo Superior. Así que algo que tú consideres negativo es un maravilloso regalo para tu Yo Superior, ya que lo que más desea es una conexión más profunda y cariñosa contigo. También se te puede pedir algo más simbólico, como un cristal, una flor, o tu esperanza, por ejemplo. Sea lo que sea, has de saber que será lo que más refuerce vuestra unión en ese momento. Cuando ofrezcas a tu Yo Superior un regalo, el Yo Superior a su vez te dará un regalo a ti. Tómate un tiempo para sentir el regalo energéticamente. Si no estás seguro del sentido y objetivo del regalo, pregunta. Después colocarás ese regalo dentro de tu aura o de tu cuerpo, donde creas que es su sitio. Siempre estará ahí, creando un lazo o unión entre los dos. Ésta es la meditación para encontrarte y fusionarte con tu Yo Superior: 1. Cierra los ojos y conéctate a la tierra. 2. Retrae el aura o extiéndela hasta los 60 a 90 centímetros alrededor del cuerpo en todas las direcciones. Comprueba las rosas y los colores de los límites, realizando los cambios precisos. 3. Pide a tu Yo Superior que venga, se coloque delante de ti y te ayude a ver o sentir su forma humana. 4. Cuando el Yo Superior se encuentre delante de ti, extiende las manos con las palmas hacia fuera e invita a tu Yo Superior a conectar contigo palma con palma. 5. Permite que la energía de las manos del Yo Superior entre en tu cuerpo por los brazos y las manos y llene el corazón. Luego déjala inundar el corazón y llenarte también el cuerpo. Esto tarda de dos a tres minutos. 6. Cuando sientas la energía correr a través de ti, pregunta al Yo Superior si responde a algún nombre. Mantente a la escucha de la manera más relajada posible. Si después de un minuto no te da un nombre, ve al paso siguiente. 7. Corta la conexión de manos y pide a tu Yo Superior que se coloque detrás para enlazar los chakras. 8. Inspira a través del chakra de la coronilla y pide a tu Yo Superior un cordón de luz desde su coronilla hasta la tuya. Cuando sientas la conexión, sigue adelante. 9. Inspira a través del centro de la parte posterior de la cabeza y pide a tu Yo Superior un cordón de luz desde su tercer ojo o sexto chakra hasta la parte posterior de tu tercer ojo. Cuando sientas la conexión, continúa con el siguiente paso. 10. Inspira a través de la parte posterior del cuello y pide a tu Yo Superior que te envíe un cordón de luz desde su chakra de la garganta hasta la parte posterior de dicho chakra. Cuando sientas la conexión, continúa. 11. Inspira a través de la parte posterior de tu chakra del corazón entre los omoplatos y pide a tu Yo Superior que mande un cordón de luz desde su chakra del corazón o cuarto chakra hasta la parte posterior de tu chakra del corazón. Cuando sientas la conexión, continúa. 12. Inspira a través de la zona de las costillas directamente opuesta al plexo solar y pide al Yo Superior que mande un cordón de luz desde la parte frontal de su plexo solar, o tercer chakra, hasta la parte posterior de tu plexo solar. Cuando sientas la conexión, continúa. 13. Inspira a través del sacro y pide al Yo Superior que te mande un cordón de luz desde su chakra sacro o segundo chakra hasta la parte posterior de tu chakra sacro. Cuando se produzca la conexión, continúa. 14. Inspira a través de la rabadilla y pide a tu Yo Superior que envíe un cordón de luz desde su chakra de la raíz o primer chakra hasta tu chakra de la raíz. Ahora siente el suave chorro u ola de energía moviéndose por tu cuerpo desde detrás hacia delante. Es tu Yo Superior fusionándose plenamente con tu cuerpo. Quizá te sientas más abierto, ligero, pacífico, alegre, lleno de amor o simplemente con una sensación general de bienestar. Relájate en este espacio el tiempo que desees, antes de avanzar al siguiente paso. Si hay alguna parte del cuerpo en la que parezca no darse la fusión, respira en esa área y relájala hasta que sientas el cambio de energía que se produce cuando el Yo Superior es capaz de fusionarse contigo en ese punto. 15. Pregunta a tu Yo Superior qué regalo le gustaría recibir de ti. Luego, dáselo. Si deseas una explicación sobre la trascendencia del regalo, pídesela ahora. 16. A continuación extiende las manos delante de ti y recibe un regalo de tu Yo Superior. Sostén el regalo, sintiendo la energía y míralo. Si quieres preguntar a tu Yo Superior qué significa el regalo, hazlo. 17. Cuando estés preparado, coloca el regalo en tu cuerpo o tu aura, donde creas que sea su sitio. 18. Pregunta al Yo Superior si tiene algo que comunicarte en este momento. Permanece relajado y receptivo, siente la conexión mientras esperas la respuesta. Puede que recibas un mensaje o tal vez no. 19. Cuando sientas que ha terminado di a tu Yo Superior que deseas estar permanentemente unido a él. Pídele que te ayude de alguna manera en la consecución de este objetivo. Dile que volverás a conectar pronto con él y pídele que se mantenga unido a ti cuanto sea posible, incluso cuando no estés meditando. 20. Sé consciente del aire de la habitación que entra y sale por los orificios nasales. Luego hazte poco a poco consciente de tu entorno físico y abre despacio los ojos. Durante algunos momentos siente la conexión energética con tu Yo Superior con los ojos abiertos antes de volver a tu actividad diaria. Fíjate en lo centrado y sereno que estás. Mantente presente en tu actividad al pasar de un momento a otro para ayudarte a mantener la conexión. Alineamiento del Eje Divino con tu Yo Superior Esta técnica de meditación es la más importante en este libro en relación con el Alineamiento del Eje Divino y la atracción continuada de las energías de tu Yo Superior. Se recomienda realizar la meditación diariamente al principio; puede tardar tan sólo cinco minutos o el tiempo que desees. En la ilustración 11 de la página 249 aparece una zona tubular de un diámetro de cinco a seis centímetros que se extiende desde el extremo superior del aura cruzando a través de la corona, descendiendo y rodeando la columna, bajando entre las piernas al extremo inferior del aura. Este «tubo de luz» es el eje divino descrito anteriormente. También continúa por encima del aura a través del centro de todos los aspectos de tu Yo Superior de la quinta a la novena dimensiones. (Véase ilustración 15 en la página siguiente.) Es lo que te une con todos los aspectos que contiene tu holograma personal. A través de este enlace pasa la luz de dimensiones superiores que desciende por el «tubo de luz» de tu cuerpo y aura y es la clave para atraer la conciencia superior al cuerpo de forma permanente. Cuando el alineamiento del Eje Divino se combina con la apertura y el despejamiento del Ka divino y además vives en integridad espiritual, estarás preparado para que tu Yo Crístico descienda paso a paso hacia tu forma física - preparándose para su ascensión en el momento debido. 15. Alineamiento con el Eje Divino, por medio del tubo de luz y el cordón plateado del Yo Superior y las dimensiones superiores entrando en el aura y cuerpo humanos. Las líneas continuas sobre la zona superior de la cabeza humana representan el cordón plateado. El tubo de luz está representado por el tubo estrecho que parte desde la porción del aura bajo el cuerpo, lo atraviesa, surge de la parte superior del aura, atraviesa el Yo Superior y asciende por las dimensiones superiores. Atraer el Yo Superior hacia el cuerpo a través de este tubo de luz es una experiencia gozosa y revitalizadora para la mayor parte de las personas, aunque al principio quizá te parezca muy leve. Si mantienes la atención y la intención en el proceso mientras dure, reforzarás la efectividad de la técnica de meditación. Una vez hayas alcanzado la conexión con el Yo Superior, y las energías fluyan a lo largo del tubo de luz, podrás relajarte y entrar en un estado de meditación más pasivo y receptivo. Antes de abrir el tubo de luz es importante la conexión con el «cordón plateado» del Yo Superior y su posterior activación, como se muestra en la ilustración 15. El cordón plateado tiene un diámetro de quince a veinte centímetros y dibuja un círculo por encima de la cabeza en la zona del nacimiento del pelo, sobre la frente. Cuando anclas allí el cordón plateado, se cierra el primer paso del Alineamiento del Eje Divino. Esto se logra simplemente invocando a tu Yo Superior, pidiendo que su cordón plateado se te una a la parte superior de la cabeza a la vez que te comprometes a ser uno con tu divinidad, o Presencia del Yo Soy, en el cuerpo. Levanta físicamente los brazos por encima de la cabeza hasta donde alcancen con naturalidad, y con las manos abiertas siente el cordón plateado que tu Yo Superior te coloca en el aura. Entonces sujetarás el cordón plateado con las manos y ayudarás a tu Yo Superior a bajarlo despacio hacia la parte superior de la cabeza hasta que lo sientas sólidamente anclado y permanezca allí cuando retires las manos. Después de esto abrirás el tubo de luz pidiendo a tu Yo Superior que lo llene con tu propia luz y amor divinos. Inspira a través de la coronilla y espira en sentido descendente por la espina dorsal hasta que salga por entre las piernas para ayudar al Yo Superior a despejar y llenar el tubo de luz. A continuación sigue la meditación para lograr el Alineamiento del Eje Divino. 1. Siéntate manteniendo la columna lo más recta posible y sin cruzar los brazos, con el cuerpo en posición cómoda. No importa que cruces las piernas si te es más cómodo. Si no, siéntate en una silla donde puedas apoyar la espalda. 2. Conéctate a la tierra. 3. Retrae el aura o extiéndela hasta unos sesenta a noventa centímetros en todas direcciones, incluso bajo los pies. Ajusta como quieras los colores de los límites y las rosas. 4. Llama a los Emisarios Pleyadianos de Luz y al Maestro Ascendido Jesucristo. 5. Pide a los pleyadianos y al Cristo que te rodeen el extremo superior del aura con el Cono de Luz Inter-dimensional para despejar y conseguir el alineamiento divino. 6. Di a los pleyadianos y al Cristo, que vas a traer el cordón plateado y a activar el tubo de luz con tu Yo Superior. Pídeles ayuda por si necesitas despejar el camino. 7. Eleva los brazos sobre la cabeza e invoca a tu Yo Superior mientras declaras: «Pido a mi amado Yo Superior que coloque el cordón plateado de luz en mi aura. Estoy dispuesto a atraer plenamente mi divinidad hacia este cuerpo, cultivar la relación entre el cuerpo y el espíritu, a recibir iluminación y a prepararme ahora para la ascensión. Deseo trabajar contigo, amado Yo Superior, para que la unión del cordón plateado con mi cuerpo sea permanente». Por supuesto, puedes usar tus propias palabras; utiliza esta declaración ya preparada como guía o invocación, según lo prefieras. 8. Cuando sientas que la energía del cordón plateado te toca las manos que mantienes por encima de la cabeza, rodea con ellas el cordón de luz y suavemente tira de él llevándolo hacia la cabeza. Mantenlo allí hasta que lo sientas firmemente anclado y no se mueva cuando retires las manos. Respira profundamente para facilitar el proceso. 9. Una vez conectado el cordón de plata, pide a tu Yo Superior que llene el tubo de luz con tu propia luz y amor divinos desde el extremo superior del aura, atravesando el cuerpo y saliendo por el extremo inferior del aura. Inspira por la coronilla para absorber la luz y el amor de tu Yo Superior a través del tubo. Cuando espires empuja el aliento suavemente para que descienda por la columna y salga por entre las piernas hasta el extremo del tubo de luz. Continúa con esta pauta respiratoria, visualización e intención hasta que sientas, veas o percibas que el tubo de luz se llena de luz completamente hasta el extremo inferior del aura. Probablemente tardarás unos minutos. Junta las yemas de los dedos pulgar y corazón, con las palmas hacia arriba y las manos sobre el regazo para que se puedan anclar las energías en el interior del tubo de luz. Esta posición de manos es un mudra. (Véase Glosario.) 10. Di a tu Yo Superior que continúe llenando el tubo de luz y te ayude a mantener el alineamiento del eje divino en todo momento y sobre todo a mantener la energía fluyendo el tiempo que dure la meditación. 11. Quédate meditando el tiempo que desees pero, si es la primera vez que realizas esta meditación, que sea por lo menos diez minutos. 12. Di a tu Yo Superior cuándo piensas repetir la meditación y pídele que mantenga al máximo la conexión hasta entonces. 13. Abre los ojos despacio, manteniendo la conexión con el Yo Superior a medida que recuperas la conciencia normal de vigilia. Después de practicar unas cuantas veces el Alineamiento del Eje Divino, puedes pedir a tu Yo Superior que haga fluir su energía y su luz por el exterior del tubo hacia uno o todos los chakras. Esto no sustituye al flujo de energía cósmica dorada a través de los canales y chakras del cuerpo. Este proceso sana y despeja más profundamente que la meditación con el Yo Superior. Cuando la energía del Yo Superior fluye a través del cuerpo y de los chakras, activa cierto despejamiento, pero su función primordial es la de traer el Yo Superior a tu cuerpo y ayudarte gradualmente a llegar a un estado de identificación con tu propia divinidad, en lugar de con la personalidad basada en el ego. El flujo de la energía de tu Yo Superior dentro y a través de los chakras acelera este proceso alineando y generando afinidad entre los chakras y tu objetivo superior, así como elevando la frecuencia vibratoria. Esta meditación tampoco pretende reemplazar la primera meditación en la que tú y tu Yo Superior unís los chakras y os fusionáis el uno en el otro. Esa primera meditación genera una mayor intimidad y unión con tu Yo Superior, mientras que la segunda meditación sirve específicamente para ponerte en alineamiento con el eje divino dentro de tu holograma. Tú debes decidir qué meditación necesitas en cada momento aunque, como ya he mencionado, se recomienda que realices diariamente el Alineamiento del Eje Divino siempre que te sea posible. Esto acelera el proceso de alineamiento vertical de tu eje divino en todo momento. Cuando llegue el instante en que el cordón de plata esté ya colocado al empezar la meditación, ve directamente a la parte relacionada con el tubo de luz. Al final, el cordón de plata y el tubo de luz estarán permanentemente activados, fluyendo en tu cuerpo y aura. Haz que esta técnica de meditación sea lo más personal e íntima posible. Es fácil caer en una meditación mecánica y no reparar en las cualidades más profundas de conexión espiritual que intenta atraer. Esta técnica sin intimidad es como una relación sin amor. Enriquecerás la relación con tu Yo Superior tanto como el Yo Superior enriquecerá la suya contigo. Llegará el momento en que tus distintas conciencias se fusionen y sean una de nuevo.GRAFICAS DE LA CONEXIÓN CON EL YO SUPERIOR
FIGURA 14a: Las manos del Yo Superior y del yo humano establecen contacto con el propósito de intercambiar energía.

FIGURA 14b:El Yo Superior se coloca detrás del yo humano y le manda cordones de luz desde cada uno de sus chakras a la parte posterior de los chakras del cuerpo humano.
15.Alineamiento con el Eje Divino, por medio del tubo de luz y el cordón plateado del Yo Superior y las dimensiones superiores entrando en el aura y cuerpo humanos.Las líneas continuas sobre la zona superior de la cabeza humana representan el cordón plateado.El tubo de luz está representado por el tubo estrecho que parte desde la porción del aura bajo el cuerpo, lo atraviesa, surge de la parte superior del aura, atraviesa el Yo Superior y asciende por las dimensiones superiores.-- Edicion y enviós Grupo Ashtar.Argentina"soy un ser humanodivino y soy guiado por mi divinidad que en su infinita sabiduría guía todo lo que pienso hago y siento en este día"El acto de reir en si mismo es como un detergente del corazón . El lava algunos de esos sollozos del corazón. Eso hace que el corazón se sienta bien. Sananda-